Alliance & Leicester ha sido objeto de una mejora de recomendación por parte de Merrill Lynch en respuesta a las noticias publicadas en la prensa sobre el interés de Banco Santander por hacerse con el banco británico y la perspectiva de que una compra siga haciendo titulares de prensa. Merrill Lynch señala en su nota que eleva su consejo de 'vender' a 'neutral', al considerar que han disminuido los riesgos de depreciación del valor señalados en su análisis de septiembre, cuando aludía a un posible deterioro de los resultados por menores volúmenes y débiles márgenes de negocio.