Merck, la tercera farmacéutica de Estados Unidos, ha elevado sus previsiones para el próximo año gracias a las mayores ventas de sus nuevos medicamentos (su vacuna contra el cancer y las pastillas para la diabetes). Estos compensan los ingresos que le ha arrebatado la competencia con medicamentos genéricos. Su beneficio, incluyendo extraordinarios, podría situarse entre los 3,28 dólares y los 3,38 dólares por acción en 2008, en lugar de entre los 3,08 dólares y 3,14 dólares que anticipó la compañía previamente. El beneficio neto de Merck oscilaría entre los 3,96 y los 4,06 dólares por título