Meliá Hotels ganó de 113,7 millones de euros en los neve primeros meses del año, lo que supone un 23,3% más que en el mismo periodo de 2016, cuando logró unas ganancias de 92,2 millones, según los resultados remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por la compañía.

Los ingresos de Meliá Hotels llegaron a los 1.458,2 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un 5% más con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) se situó en los 254,6 millones de euros, un 6,9% superior al de hace un año, mientras que el Ebitdar (que incluye los gastos brutos por arrendamientos) alcanzó los 393,8 millones de euros, un 7,3% superior respecto al mismo periodo de 2016.

El beneficio neto de explotación (Ebit) de la compañía hotelera se situó en 166,5 millones de euros, lo que supone un 8,5% más con respecto a 2016.