Meliá Hotels rompe en agosto el paso de la directriz bajista que unía los máximos de 2007 con los de 2011 y este año.
 La ruptura se produce con un notable incremento de volumen, no visto en cuatro años. Esta ruptura se produce tras la elaboración de una base en el importante nivel de 5,25 euros, antigua resistencia en el valor. Técnicamente no se aprecia obstáculos importantes hasta niveles de 9 euros. Tomaríamos posiciones de cara al medio plazo.

Recomendación: COMPRAR MEDIO PLAZO.