La firma automovilística japonesa Mazda contabilizó unas pérdidas netas de 21.516 millones de yenes (160,8 millones de euros al cambio actual) durante el primer trimestre del año fiscal 2009-2010 (de abril a junio), en comparación con los 'números negros' de 14.894 millones de yenes (111,9 millones de euros) del mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa.