La firma automovilística japonesa Mazda se ha fijado como objetivo elevar este año sus ventas en España un 10%, hasta situarlas en torno al 12.000 unidades, lo que conferirá a la marca una cuota de penetración del 1,2%.

Para cumplir este objetivo, la empresa cuenta, entre otras bazas, con el lanzamiento comercial del nuevo Mazda6, un automóvil que acumula unas ventas mundiales de 281.000 unidades, de las que 138.000 corresponden al viejo continente.