Más de 1.000 empleados del grupo químico alemán BASF en Alemania trabajarán menos horas a partir de junio y julio para mantener la producción en las unidades de pigmentos, petroquímicos e inorgánicos. BASF informó hoy en un comunicado de prensa de que la reducción del tiempo de trabajo se aplicará sólo en Ludwigshafen (oeste de Alemania). BASF reducirá las horas de trabajo entre un 20 y un 100% durante cuatro meses, según las circunstancias de cada plata de producción.