Siguiendo la senda trazada por JP Morgan… hemos llegado a un mes de marzo que se presenta correctivo en base a costumbres. Dicen los expertos que cada vez que el sector de materiales básicos y transportes se queda por detrás de la evolución del S&P 500 huele a recogida de beneficios a la legua. Con los índices europeos cercanos a resistencias, el Ibex 35 se aproxima a los 8.150 puntos a tenor de la pérdida de los 8.400, mientras, en Estados Unidos, la trama se prevé alcista, aunque la cuestión estriba ahora en determinar si los índices están por la labor de batir máximos históricos. Ante la sobrecompra, la corrección, ya se sabe.

Adentrándonos en el mes de marzo, el Ibex 35 acumula un recorte superior al 3%. No sabemos si por anticiparse a la caída, nuestro selectivo está casi más cerca de perder soportes que de conquistar techos. Roberto Moro, dentro de su blog RobertoMoro.com, recomienda permanecer expectantes sabiendo que “si cede por debajo de 8.400 puntos en precios de cierre, presencia el siguiente objetivo en 8.130 puntos, aunque creemos que se verán niveles inferiores.”

El índice europeo por excelencia, el Dax Xetra, se ve frenado por una resistencia dura de roer: son los 7.000 y cuya dureza está por mandar al índice germano de vuelta a los 6.730 puntos. “Probablemente, los 6.650 supongan la frontera entre lo que pudiera ser un escenario de simple consolidación de avances anteriores, y lo que sería un escenario correctivo con un primer objetivo en 6.450”, asegura Moro.


EEUU y su correlación con indicadores
Wall Street ha decidido tomar la iniciativa este 2012 y no hay inversor que se precie dispuesto a buscar negocio en el continente europeo pudiendo hacerlo –con mayor seguridad- al otro lado del Atlántico. La subida de sus índices parece imparable lo que les ha colocado a las puertas de máximos históricos difíciles de batir. “Encontramos a los índices americanos en zonas de máximos y a punto de completar dos tramos alcistas”, comenta Alejandro Martín, subdirector para España de Hanseatic Brokerhouse, teniendo en cuenta que el S&P 500 ya lo ha hecho y el Dow Jones de industriales está a las puertas. Y esto, claro está, “implica una gran probabilidad a la baja”.

Desde JP Morgan apuntan a un más que probable corrección de las bolsas para este mes de marzo. “Los sectores de Materiales Básicos y Transporte se han quedado atrás contra el S&P 500, en 3.4% y 7.2%, respectivamente”. Según apunta sus analistas, desde 1973, “ha habido 16 veces en los que el sector de Materiales y Transporte se han quedado atrás en más de un 3% y 5%, respectivamente, habiéndose producido una corrección del 5% o superior, en los siguientes 60 días en el 81% de las ocasiones.”

Martín añade, además, otras dos circunstancias más que complementan esta teoría de la corrección. La primera de ellas es el tan manido índice de volatilidad VIX “situado en mínimos tras un doble apoyo” que darían, desde luego, lugar a un mercado en calma frente a meses precedentes, “pero cuando este índice se sitúa en niveles de zonas de resistencias el cocktel que podría producirse podría ser fatal”, afirma el analista.

El segundo elemento en discordia es el RSI “que se encuentra en niveles de sobrecompra”.

Dentro de lo que es “un mercado alcista”, los expertos recomienda mantenerse alerta a posibles giros y en caso de caer, sea bienvenida la corrección: tocaría ponerse cortos, con stop loss muy bien fijados, ceñidos al precio, y a aprovechar la recogida de beneficios para no estar de brazos cruzados.