Martinsa-Fadesa pedirá autorización a la junta general de accionistas que celebrará el próximo 27 de junio para poder emitir obligaciones o cualquier otro tipo de título de deuda convertible en acciones por un importe máximo de 500 millones de euros, informó hoy la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La compañía que controla y preside Fernando Martín persigue "estar en todo momento en condiciones de captar los fondos necesarios para una adecuada gestión de los intereses sociales". "La finalidad de la operación es dotar al órgano de gestión de la sociedad del margen de maniobra y de la capacidad de respuesta que demanda el entorno competitivo en que se mueve, en el que, con frecuencia, el éxito de una iniciativa estratégica o de una transacción financiera depende de la posibilidad de acometerla rápidamente", argumenta la inmobiliaria en el orden del día de la junta remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, con esta medida la inmobiliaria pretende atender el compromiso de incrementar recursos en 300 millones de euros que adquirió en el marco del contrato de refinanciación que suscribió recientemente con un conjunto de entidades. Asimismo, el consejo de la compañía solicitará a sus accionistas 'luz verde' para cuando estimen oportuno realizar una ampliación de capital para poder atender las solicitudes de acciones asociadas a las emisiones. Entre el resto de puntos del orden del día de la junta, destaca el incremento del consejo de administración desde once a quince miembros y el nombramiento de cuatro nuevos consejeros.