Martinsa-Fadesa ha decido suspender la oferta pública de suscripción de acciones (OPS) que tenía prevista desde que comenzó a cotizar como compañía fusionada, debido al “empeoramiento generalizado” de las condiciones del mercado inmobiliario y a la “inestabilidad” de los mercados financieros. Así consta en el orden del día de la junta general de accionistas de la compañía del próximo 27 de junio, a la que el consejo de administración de Martinsa-Fadesa pedirá que le delegue la facultad de hacer esa ampliación de capital en el momento que lo considere oportuno en un plazo de uno a cinco años.
De esta forma, la compañía mantiene el compromiso de aumentar la distribución de sus acciones entre el público, que fue asumido cuando Martinsa-Fadesa comenzó a cotizar en bolsa como grupo fusionado, si bien esperará a que las condiciones del mercado “mejoren y sean propicias a la realización de la OPS”. Asimismo, el consejo de la inmobiliaria solicitará a la junta la facultad de emitir obligaciones u otro tipo de títulos de deuda convertibles en acciones de nueva emisión de la sociedad por un importe máximo de 442.980.000 euros. Por otra parte, la junta tendrá que ratificar el nombramiento de cuatro nuevos componentes del consejo de administración, que quedará fijado en quince miembros.