La compañía aérea alemana Lufthansa pronosticó para 2007 un beneficio operativo récord de 1.300 millones de euros (1.859 de dólares). El presidente de la empresa, Wolfgang Mayrhuber, dijo en la presentación de los resultados trimestrales en Fráncfort que "este resultado nos asegura un buen puesto de salida para fortalecer nuestra posición frente a la competencia, que es nuestro objetivo". La empresa anunció que invirtió en los nueve primeros meses del año 925 millones de euros (1.322 millones de dólares), de los que 885 millones de euros (1.265 millones de dólares) se destinaron a la compra de nuevos aviones. Lufthansa explicó que las aerolíneas del grupo pidieron 170 nuevos aviones por valor de 14.000 millones de euros (20.020 millones de dólares). Mayrhuber aseguró que "queremos incrementar la eficiencia y prepararnos para el futuro" y añadió que "pensamos más allá de los resultados trimestrales y anuales".