La aerolínea alemana Lufthansa registró en el ejercicio 2009 pérdidas por valor de 112 millones de euros frente a beneficios de 542 millones de euros en el ejercicio precedente, según informó la compañía, que publicó hoy sus cuentas anuales.
 Lufthansa destacó, no obstante, que ha conseguido cerrar el ejercicio con un beneficio operativo de 130 millones de euros, aunque se situó diez veces por debajo de los obtenidos en el ejercicio 2008 (1.309 millones de euros).

La cifra de negocio del grupo aéreo alcanzó los 22.283 millones de euros, lo que representa un descenso del 10,3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ingresó 24.842 millones de euros.

Estos resultados reflejan, según el grupo la baja demanda relacionada con la coyuntura económica, "a la que acompañó un retraso desproporcionado de la media de ingresos del segmento de pasajeros".

De hecho, el grupo destaca que el objetivo de alcanzar beneficios operativos en el segmento de pasajeros "no se ha alcanzado por muy poco", aunque se están adoptando medidas dirigidas a asegurar los resultados.

Por ello "y a la vista de las circunstancias", la compañía ha decidido suspender el dividendo al accionista correspondiente al ejercicio 2009.

Con respecto a sus filiales, el grupo informó de una "fuerte caída" de la cifra de negocios de Lufthansa Cargo, registrando "clarás pérdidas de explotación". No obstante, el negocio de catering mejoró ligeramente resultados, aunque con descenso de ingresos.

LIGERA RECUPERACIÓN DE LOS INGRESOS EN 2010.

La ya integrada Swiss registró en 2009 unos ingresos de 2.770 millones de euros, lo que supone un retroceso del 14,3%, un beneficio operativo de 93 millones, un 68% menos, y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 278 millones, un 35,3% menor.

Austrian Airlines (AUA) aportó unas pérdidas de explotación de 31 millones de euros al resultado de sector de pasajeros del grupo, frente a los 78 millones de pérdidas de bmi. No obstante, la filial de 'low cost' Germanwings obtuvo un beneficio operativo de 24 millones de euros.

"A pesar de las difíciles condiciones del mercado, no podemos sentirnos satisfechos con nuestro resultado de explotación, pero sigue siendo sin duda un rendimiento notable", explicó el consejero delegado y presidente del consejo de administración de Lufthansa, Wolfgang Mayrhuber.

Mayrhuber destacó que la aerolínea está superando la crisis al haber tomado "medidas rápidas específicas" para redirigir la capacidad y el gasto "sin perder de vista al cliente" y gracias a su sólido balance.

Con respecto a las previsiones de cara al ejercicio 2010, Mayrhuber destacó que "nadie puede decir cuanto tiempo llevará la recuperación de las pérdidas actuales ", pero auguró una "ligera recuperación de los ingresos.

La evolución de la cifra de negocios en 2010 reflejará la consolidación de las nuevas compañías del grupo (AUA y bmi), aunque se prevé que éstas no contribuyan a la rentabilidad de Lufthansa en el ejercicio.

"Aún así, el grupo aspira a generar un resultado de explotación por encima del nivel obtenido en el ejercicio anterior", recalcó el ejecutivo, que percibe riesgos para la rentabilidad derivados de la futura evolución de los precios del crudo y del momento en el que se produzca una sólida recuperación de la demanda.