La aerolínea alemana Lufthansa ha ofrecido a la Comisión Europea concesiones en la compra de Austrian Airlines para despejar las dudas de Bruselas sobre los efectos de la operación para la competencia y obtener así su visto bueno. El ejecutivo de la UE anunció hoy la ampliación del plazo para examinar el proyecto de fusión, desde el 17 de junio al 1 de julio. Pero no precisó el alcance de los remedios planteados por Lufthansa -habitualmente, las empresas ofrecen deshacerse de activos-, que ya controla más del 75 por ciento de los títulos de la austríaca.