Los retrasos en los pagos e impagos empresariales empeorarán este año y especialmente en los países con economías más débiles, como es el caso de Reino Unido, España, Irlanda y Dinamarca, según los datos recogidos en el informe 'Índice de Riesgo 2010' de Intrum Justitia.