Según la prensa alemana, la reestructuración del banco podría implicar recortes de empleo de cerca de 2.000 personas
. Este anuncio por parte de WestLB se produjo justo después de una reunión de última hora convocada a raíz de la crisis, a la que asistió el presidente del Bundesbank, Axel Weber.El banco alemán se vio inmerso en un escándalo financiero cuando una de su plataformas de cotización perdió millones de euros la pasada primavera. Sus problemas empeoraron con la crisis financiera provocada por el desplome del 'subprime' lo que hizo que registrará pérdidas antes de impuestos de 116 millones de euros hasta septiembre, frente a beneficios de 297 millones en el mismo periodo de 2006