El Ibex 35, el Dax y rápidamente tras la apertura de Wall Street, también el S&P 500. Los principales índices bursátiles internacionales han caído como una torre de naipes por debajo de sus soportes. Ni el cambio de gobierno en España ha dado hálito al mercado, los inversores huyen despavoridos por los problemas de deuda de Europa y, ahora también, por los de EE.UU. ¿Dónde podremos ver a los índices ahora?

Cuando todo el mundo esperaba que el Ibex 35 recuperara el aliento con la victoria por mayoría absoluta del PP en las elecciones generales de España, el indicador va y pierde su soporte de corto y medio plazo. El Ibex 35 cotiza a una hora del cierre de sesión con un descenso del 3,13%% en los 8.050 puntos. En una sola sesión ha perdido el soporte inmediato de los 8.200 y juega con el sito en 8.048 puntos. Ahora toca pensar en soportes a más largo plazo que, según Miguel Cedillo, director de Analisistecnico.es, están en “entre los 8.000 y los 7.800 puntos”.

Como es lógico, los blue chips del Ibex 35 también han perdido sus líneas de soporte. Santander deja atrás los 5,50 euros, por lo que ahora encuentra soporte en los “5,33 y, más abajo, en los 5,26”, según Cedillo. BBVA, por su parte, también cotiza por debajo de los 5,77 euros que lo mantenían hasta ahora, por lo que podríamos verlo en “5,60 y 5,42”. Y, finalmente, Telefónica suelta los 13,56 euros para caer hasta los 13,42. A partir de aquí el “siguiente nivel de referencia son los 13 euros”.

También el indicador alemán Dax, el fuerte de Europa, ha capitulado perdiendo es soporte de los 5.700 puntos que fijaba José Luis Cava, analista técnico independiente, una mala señal para la economía europea. Actualmente el Dax cede un 3,05% a los 5.623 puntos. De hecho, Joan Cabrero, analista y asesor financiero de Bolságora, avisa que tras perder soportes, "tendremos una debacle hasta los mínimos”,

Ni EE.UU. escapa de la incertidumbre y eso significa alerta roja para todos los mercados. Al S&P 500 le han bastado unos minutos después de la apertura para despedir el soporte de los 1.210 puntos. Actualmente cotiza en los 1.187 puntos con un descenso del 2,33%. Hace unos días José Luis Cava avisaba que “de perder los 1.195 puntos el S&P 500, sí estaría justificado el miedo”. Aún así, José Manzanares, director de Skipper Capital EAFI, cree que “la bolsa estadounidense subirá en diciembre, la harán subir”. Y, para más INRI, el índice que mide el miedo, el VIX, sube un 9,75% hasta los 35,12 puntos.