Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010 aplican recortes para 10 de las 26 políticas de gasto en las que se dividen, siendo 'Administración Financiera y Tributaria' la partida que más baja, con un descenso del 93,1%, hasta 1.499,96 millones. El Ejecutivo precisa en su presentación del proyecto de PGE que la reducción del presupuesto en esta política se debe al Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), que se instrumentó como medida excepcional en 2009. El mayor incremento en el gasto corresponde a políticas de desempleo, que crecen un 58%