La media de los créditos diarios concedidos por la banca japonesa en junio creció un 2% interanual, por un aumento en la demanda de las compañías para operaciones de capital e inversiones fijas. Los préstamos bancarios subieron el mes pasado hasta los 393 billones de yenes (3,6 billones de dólares), un aumento por vigésimo noveno mes consecutivo, impulsado también por la subida del precio del petróleo y de las materias primas, así como por el crecimiento en los préstamos inmobiliarios. Se trata del mayor ritmo de crecimiento desde julio de 2006, cuando la media de los préstamos diarios creció un 2,1%. Después de realizar ajustes por factores especiales, el balance de concesión de créditos subió un 2,4%, lo que supone un incremento durante 35 meses consecutivos.