El Indice General de Precios Industriales (IPRI) aumentó un 1,4% en julio con respecto al mes anterior, y registró un incremento interanual del 10,2%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El mayor incremento de los precios en relación a junio se produjo en la producción y distribución de energía eléctrica y gas, con un alza del 7,2%, seguida de la metalurgia, con el 3,5%, y de las actividades relacionadas con las coquerías y refino de petróleo, que subieron el 2,4%. Por el contrario, la fabricación de máquinas de oficina y equipos informáticos fue la actividad que más se abarató, con una caída de los precios del 0,2%.
Atendiendo a la clasificación por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mes precedente fueron del 0,1% para los bienes de consumo (0,1% para los bienes de consumo duradero y 0,1 para los no duraderos), del 0,3% para los bienes de equipo, del 1,1% para los bienes intermedios y del 4,7% para la energía. En tasa interanual, el Indice General de Precios Industriales registró un incremento del 10,2% en julio de 2008 respecto al mismo mes del año anterior, siendo la tasa más alta que registra este Indice desde noviembre de 1984, cuando los precios industriales repuntaron también un 10,2%. Las actividades que más influyeron en esta variación fueron las de coquerías y refino de petróleo (52,1%) y la industria de productos alimenticios y bebidas (10%). Por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mismo mes del año anterior fueron del 5,2% para los bienes de consumo (3,3% los bienes de consumo duradero y del 5,6% para los bienes de consumo no duradero), del 2,3% para los bienes de equipo, del 7,3% para los bienes intermedios y del 30,3% para la energía.