Los precios de los bienes importados en Estados Unidos ascendieron en marzo por primera vez en ocho meses, después de que los precios del petróleo registrasen su mayor avance en más de un año. No obstante, el incremento fue muy inferior a las expectativas y los precios excluido el petróleo cayeron por octavo mes consecutivo, incluidos declives en los bienes de consumo y bienes de capital, indicio de que la recesión económica mundial sigue aminorando la presión de inflación en Estados Unidos. Los precios de las importaciones ascendieron en marzo un 0,5% mensual, informó el jueves el Departamento de Trabajo. La caída correspondió a la mitad de las expectativas de Wall Street. Pese a ello, los precios de los bienes importados cayeron un 14,9% frente a marzo de 2008, su mayor descenso desde que el índice empezó publicarse en 1982. La caída se debió, en gran parte, a los descensos en los precios del petróleo durante el último año.