Los precios al productor de Francia subieron en agosto un 0,4%, un décima más de lo que se preveía. De esta forma los precios descienden un 8,5% en tasa interanual.