El patrimonio de los planes de pensiones del sistema individual cayó el 1,69 por ciento en febrero respecto al mes anterior, hasta 47.111 millones de euros, según informó hoy por VDOS Stochastics, compañía especializada en el suministro de información y soluciones de negocio en el sector ahorro-inversión. Este descenso patrimonial de 774 millones de euros se debe a la rentabilidad negativa de los subyacentes, que les ha costado a los planes de pensiones 542 millones de euros. De nuevo la renta fija a corto plazo es la que mayores alegrías proporciona a sus partícipes, ya que se incrementó en 158 millones de euros, o el 1,50 por ciento, seguida de la renta garantizada, tanto fija -que creció en 42 millones- como variable -cuyo aumento fue de 8 millones de euros-. En el otro lado de la tabla, el mayor descenso corresponde a los planes de renta variable, que perdió 248 millones de euros, o el 9,22 por ciento. En cuanto a la rentabilidad, los planes de renta fija se apuntan rendimientos del 0,98 por ciento para el garantizado y del 0,15 por ciento para los de corto plazo.