El presidente de Gatwick, David Rowlands, descartó que el grupo Global Infrastructure Partners (GIP), dueño del aeropuerto, tenga "el mínimo interés" en construir una segunda pista, según publicó hoy la BBC. En un encuentro con la asociación Gatwick Area Conservation Campaign (GACC), Rowlands explicó que esta opción no entra ni en los planes gubernamentales ni en los de la propia compañía, dado que "tendrían que plantearse seriamente" el gasto de entre 100 y 200 millones de libras (entre 114 y 228 millones de euros) para llevar a cabo dicha actuación.