El Ibex 35 se siente cómodo en máximos históricos, y así lo demuestra la subida de más del 0,50% a media sesión. Apoyado en los resultados empresariales, el selectivo de la bolsa española alcanza los 15.522 puntos gracias al impulso de Bankinter- con ganancias del 77,7% en el tercer trimestre- y Repsol recoge en su cotización las alzas en el precio del crudo y la mejora de recomendación que Merril Lynch ha hecho sobre la petrolera hispano argentina. En el continuo, Inbesós continua suspendida de cotización. La compañía ha anunciado cambios accionariales y los rumores giran en torno a la toma de participación de Amancio Ortega en la compañía.
Vértigo y miedo. Son las dos palabras más utilizadas por los expertos después de que el selectivo de la bolsa española haya alcanzado su nivel más alto de la historia, al tocar los 15.569 puntos. El selectivo español sin embargo no se achanta y refleja su valentía al subir un 0,59% hasta los 15.522 puntos. Un ánimo del que no se contagia el resto de plazas europeas, sólo Eurostoxx 50 y DAX disfrutan de unas lívidas ganancias del 0,06% mientras que FTSE-100 y CAC-40 suponen pérdidas superiores al 0,1%.