Los líderes del G20 quieren acabar con las primas exorbitantes que han venido cobrando los banqueros por tomar decisiones calificadas de "irresponsables" y a las que se culpa en buena medida de la actual crisis financiera. En su cumbre de hoy, los dirigentes de ese grupo de países ricos y emergentes quieren establecer el acuerdo de que se prime a los banqueros por los resultados a largo plazo de sus decisiones, según el diario "The Daily Telegraph". El pago se haría en forma de acciones que los banqueros podrían vender sólo al cabo de unos años, explica el periódico.