Buena parte de las inmobiliarias españolas cayeron hoy con fuerza en bolsa, en línea con lo sucedido en las últimas sesiones, debido al miedo de los inversores a jugarse su dinero en este sector, cuya "burbuja" podría pinchar por la crisis de liquidez, según los analistas.
Las acciones de Astroc han caído el 30% en los últimos tres días -hoy cedieron el 10,77%- hasta los 5,55 euros, su mínimo histórico, tras detallar su fusión con Rayet y Landscape. Por su parte, Inmobiliaria Colonial, que baraja fusionarse con el grupo francés Gecina, perdió hoy un 6,23% de su valor bursátil, hasta los 2,86 euros por título. Ambas compañías también barajan la creación de filiales conjuntas y el intercambio de acciones o activos. Según los expertos consultados por Efe, las inmobiliarias se están fusionando para reducir sus niveles de deuda ante la desaceleración que puede sufrir el sector y que podría causar el pinchazo de la "burbuja". También con el objetivo de reducir su endeudamiento con las entidades financieras, las compañías están vendiendo activos no estratégicos. A juicio de los analistas, las inmobiliarias tienen un "gran problema" porque los bancos han endurecido sus condiciones de financiación y no están dispuestos a seguir prestando dinero de la misma forma y al mismo precio que hasta ahora. Además, los inversores están abandonando las empresas de pequeña y mediana capitalización, entre ellas las inmobiliarias, al considerarlas malas inversiones para destinar sus ahorros, y optan por comprar valores más grandes. Así, hoy también perdieron valor firmas como Aisa y Urbas, que cayeron el 10,19% y el 9,88%, respectivamente. Por su parte, Inmobiliaria del Sur bajó un 2,17%, hasta 45 euros, mientras que Martinsa-Fadesa, que comenzó a cotizar este lunes como grupo fusionado, llevó la contraria al mercado inmobiliario y se revalorizó el 0,70%, hasta 18,58 euros. Inbesós también cotizó al alza, con un repunte del 2,51%, a pesar de que comunicó que la firma de asesoría inmobiliaria CB Richard Ellis ha rebajado el valor de sus activos a 173,7 millones de euros.