Enagás lideró hoy las caídas del mercado español con una bajada del 3,62% con la que los inversores castigaron el plan estratégico presentado hoy por la compañía, que tiene previsto invertir 4.000 de euros e incrementar su beneficio anualmente un 10% hasta 2012.
Así, los títulos de Enagás cerraron la sesión en 18,65 euros frente a los 19,35 a los que acabaron la víspera. Durante la jornada, los operadores intercambiaron 6,3 millones de títulos, carca del triple de la media diaria del último trimestre, por valor de 119 millones de euros, lo que la situó como la octava cotizada más negociada del parqué. El presidente de Enagás, Antonio Llardén, explicó que de la inversión prevista, el 65% (2.600 millones) se destinará a infraestructuras de transporte, el 25% (1.000 millones) a plantas de regasificación y el 10% restante (400 millones) a almacenamiento. El anterior Plan Estratégico, que abarcaba el periodo 2006-2012, preveía una inversión de 4.300 millones de euros. Las inversiones previstas en el nuevo plan permitirán ampliar en un 37% la extensión de la red de gasoductos (de 7.609 kilómetros en 2006 a 10.400 kilómetros en 2012) y aumentar un 91% el número de estaciones de compresión (de 270.000 a 515.000). En cuanto a la previsión de resultados, el beneficio neto crecerá una media del 10% anual hasta 2012, mientras que los ingresos regulados crecerán un 9% anual y se situarán en 1.200 millones de euros en 2012. La empresa prevé que los ingresos regulados crecerán este año un 6,5% respecto a 2006 hasta alcanzar los 781 millones. La deuda neta al final de este periodo ascenderá hasta los 3.600 millones de euros, frente a los 1.779 millones registrados a finales de 2006, y el apalancamiento (ratio entre deuda neta y EBITDA) pasará de la cifra actual de 3,2 a cerca del 4.