Los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron más de lo esperado la semana pasada, informó el miércoles la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés), un dato que impulsó brevemente un repunte de los precios del petróleo
Las existencias de crudo cayeron en 7,34 millones de barriles, a 339,05 millones en la semana al 16 de septiembre, frente a las expectativas de una caída de 700.000 barriles. Los inventarios de gasolina subieron 3,3 millones de barriles, a 214,08 millones, frente a los pronósticos de un incremento de 1,2 millones de barriles.

En tanto, las reservas de destilados cayeron 874.000 barriles, a 157,61 millones, frente a una previsión de un alza de 1,0 millón