Las plazas europeas despiertan con mala cara y comienzan la semana a la baja. Arrastrado por los BBVA, Santander y el resto de pesos pesados, el Ibex 35 cede un 1,20 por ciento y se coloca en los 9.407 puntos. El euro cede terreno frente al dólar en el mercado de divisas hasta las 1,3924 unidades, mientras que el barril de crudo Brent se paga, en el de materias primas, por 68,33 dólares.
Las plazas del Viejo Continente arrancan este lunes postelectoral en toda Europa con descensos. Caídas en una sesión en la que se reúnen los ministros de Finanzas de la Zona Euro (Eurogrupo) en Luxemburgo y en la que el FMI divulgará sus conclusiones tras su análisis periódico de la economía de la zona euro. A la espera de conocerse la firmeza o la debilidad de los famosos brotes verdes de la economía, los indicadores bursátiles europeos se decantan por los números rojos pese al cierre en positivo del Nikkei japonés esta madrugada. Según los expertos, los inversores japoneses han recogido con buen tono el dato de paro estadounidense en el mes de mayo publicado el viernes.

Los grandes... entre los peores

Los descensos más acusados dentro del Ibex 35 en los primeros compases de la sesión corresponden al sector constructor. Ferrovial, OHL o Acciona bajan más de un 2 por ciento. En torno al 1,4 por ciento bajan Grifols, Gamesa o Iberdrola renovables mientras que ArcellorMittal se deja un 2,1 por ciento, después de que S&P haya rebajado los rating de la compañía, tras constatar la "severa" contracción del negocio del acero a nivel internacional. Si nos fijamos en los pesos pesados, el Santander y el BBVA bajan más de un 1 por ciento al igual que Iberdrola. La petrolera Repsol se deja un 0,79 por ciento mientras que Telefónica, que según se publica podría entrar en holding audiovisual de Prisa y Mediapro y renunciar a la compra de Digital+, retrocede un moderado 0,20 por ciento. 


Gráfico del Ibex 35

Números rojos moderados para Iberia, que baja un 0,6 por ciento, tras señalar British Airways que confía en alcanzar un acuerdo de fusión con la española y lograr una solución respecto al déficit de su plan de pensiones. Por su parte, Gas Natural, se deja un 0,4 por ciento, días después de que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's mantuviese en calidad aceptable a largo plazo y en calidad buena a corto plazo el rating de la compañía. Sólo Benesto logra esquivar los números rojos en la apertura al repuntar un 0,13 por ciento.

Prisa continúa al alza


En el mercado continuo, la protagonista es de nuevo Prisa porque se dispara un 6,25 por ciento. Sigue recogiendo los posibles frutos de la integración de su negocio audiovisual con Mediapro y se ve seguida de lejos por las alzas de compañías como Vértice 360º, Miquel y Costa, Codere y Befesa, todas ellas con repuntes superiores al 2 por ciento. Esta última sube después de comunicar que ha adquirido tres plantas alemanas especializadas en el tratamiento y reciclaje de escorias salinas por un importe global de 23,4 millones de euros. Un discreto 0,17 por ciento avanza EADS, sobre la que los analistas de Goldman Sachs han elevado su opinión sobre la aeronáutica a neutral desde su anterior consejo de vender. Por su parte, los títulos de GAM, sobre la que UBS ha rebajado su recomendación sobre la compañía a vender desde comprar, bajan un4,2 por ciento. La firma suiza reduce su consejo por la reciente buena evolución del valor y su elevada prima en comparación con sus rivales. El banco también señala que podría haber riesgos para la refinanciación. Rebaja el precio objetivo a 6,90 euros desde 7,70 euros. Mientras, Catalana Oncidente recorta más de 8 puntos porcentuales (ha tenido incluso que ser suspendida por momentos por subasta de volatilidad), mientras que Cementos Pórtland y Adolfo Domínguez se dejan más de un 4,5 por ciento. 

Europa y deuda

Todas las plazas del Viejo Continente ceden terreno en la apertura, aunque de forma moderada. Los descensos más abultados se los anota el FT100 de Londres, al retroceder un 0,4 por ciento. Caídas para el Dax Xetra germano del 0,17 por ciento, un 0,37 por ciento baja el Cac 40 parisino mientras que el Eurostoxx 50 recorta en la apertura un 0,07 por ciento. Si nos fijamos en compañías, los retrocesos más abultados del selectivo europeo se los anota Fortis, al ceder un 3,8 por ciento mientras que Alstom cae un 3,4 por ciento después de que SG haya recomendado vender los títulos de la compañía. Baja Renault un 2 por ciento mientras que en Londres bajan buena parte de las mineras en torno a un 4 por ciento. 

La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años pierde hoy tres centésimas en la apertura de la sesión del mercado secundario de deuda pública y se situaba en el 4,43 por ciento. Por lo tanto, el precio de estos títulos, que se mueve en sentido inverso al rendimiento, sube hasta el 98,90 por ciento, desde el 98,70 por ciento que marcaba el viernes al cierre de la sesión. En cuanto a los bonos internacionales de referencia, el alemán a diez años mantiene en 3,71 por ciento su rendimiento, mientras que el bono estadounidense recupera cinco centésimas, hasta el 3,88 por ciento.