Tras registrar fuertes pérdidas durante la sesión anterior, los contratos a futuro de los principales índices de acciones en Estados Unidos se cotizaban con leves alzas el lunes, aunque persistían las preocupaciones en torno al euro y la sustentabilidad de la recuperación de la economía estadounidense.  Los contratos a futuro del Promedio Industrial Dow Jones subían 13 puntos a 9959,00, los futuros del Standard & Poor's 500 ascendían 3 puntos a 1069,10 y los del Nasdaq 100 avanzaban 5,25 punto a 1.839,50.
El viernes, las acciones líderes en Estados Unidos concluyeron con pronunciados descensos, lo que llevó al Dow a finalizar por debajo del nivel psicológicamente importante de 10000 puntos luego que un decepcionante informe sobre el empleo en Estados Unidos y las renovadas preocupaciones sobre la economía de la zona del euro generaran una ola de ventas en el mercado.

El Dow Jones cayó 323 puntos, o el 3,2%, a 9931,97, el Índice Compuesto Nasdaq bajó 84, o un 3,6%, a 2219 y el S&P 500 descendió 38 puntos, o el 3,4%, a 1065.

"Sigo creyendo que las nóminas de empleos no agrícolas están teniendo un efecto negativo. (...) Pusieron cualquier preocupación sobre el crecimiento como el principal factor en las mentes de los inversionistas", dijo Joshua Raymond, estratega de mercado de City Index.

Las acciones asiáticas registraron un pronunciado descenso al inicio de la semana, a medida que intentaban ponerse al día con las pérdidas del viernes en Wall Street, dijeron analistas. El índice Nikkei 225 de Tokio cerró el lunes con un descenso de 380,39 puntos, o un 3,8%, a 9520,80, el índice compuesto de Shanghai cayó un 1,6%, o 41,86 puntos, a 2511,73, y el Hang Seng de Hong Kong perdió 401,92 puntos, o un 2,0%, a 19378,15.

Las acciones europeas perdían terreno ante las preocupaciones de los inversionistas sobre el crecimiento económico y el euro. Hungría se convirtió el viernes en el último país en ejercer presión sobre la moneda única, arrastrando a la divisa a nuevos mínimos de cuatro años. El euro reducía sus pérdidas el lunes para negociarse en 1,1976 dólares.

Las acciones de BP subían un 2,8% el lunes en Londres y se espera que permanezcan siendo el centro de atención. La compañía señaló que el dispositivo instalado la semana pasada sobre una parte del derrame de petróleo en el Golfo de México sigue capturando crudo y que se espera que la cantidad aumente en los próximos días.