Un grupo de fondos británicos de alto riesgo, sector fuertemente criticado por el secretismo de sus prácticas, propone aumentar su transparencia con el primer código de conducta, de carácter voluntario, de esa industria, informa hoy el diario "Financial Times". Catorce de los mayores fondos hedge de Londres tratan de responder así a las presiones crecientes de Alemania, que quiere que el grupo de los ocho países más industrializados (G8) y los organismos internacionales supervisores tomen medidas contra ese sector. Londres ocupa el segundo lugar, detrás de EE.UU., en la gestión de ese tipo de fondos y maneja unos 361.000 millones de dólares en activos. Según el proyecto del grupo británico, que administra unos 180.000 millones de dólares, aproximadamente un diez% del total de esa industria, los fondos de alto riesgo se comprometerían a cumplir una serie de normas o a explicar, en caso de no hacerlo, los motivos del incumplimiento.