Venimos observando como en las últimas semanas los datos macro americanos están dando la espalda al mercado, tenemos que entender que cuando hablamos de datos macro negativos estos no tienen porqué ser malos en si mismo sino que no cumplan las expectativas de los analistas y aquí es donde realmente aparece el problema, están siendo peores que lo que espera el mercado.
 
 A diferencia del fuerte rebote de los mercados desde los mínimos de marzo del 2.009, en esa atapa los datos superaban las previsiones del mercado y fueron los datos micro los que hicieron el resto, ahora nos estamos encontrando en una situación bastante más compleja donde los datos micro están superando previsiones pero los “guidance” o la opinión de los Consejeros Delegados con vistas a más largo plazo están empezando a defraudar al mercado, si a esto le añadimos que el mercado se ha visto sorprendido por una desaceleración más fuerte de la esperada ya tenemos la respuesta a las últimas caídas.
 
Si analizamos los datos publicados, donde realmente se están viendo datos muy malos son en la encuestas manufactureras (NFIB Small Business, Empire Manufacturing Index de New York y el último el de la Fed de Philadelfia) estos son muy importantes porque son indicadores adelantados y expectativas de empresarios a seis meses vista y también destacamos la subpartida de empleo de estos mismos indicadores que no nos auguran un buen dato de creación de empleo para julio.
 
Donde se están viendo datos muy negativos es en todo lo referente al sector inmobiliario principalmente desde que se acabaron las ayudas para la adquisición de vivienda de 8.000$ que terminaba en el mes de abril, esta misma semana tenemos importantes referencias del sector (ver Calendario Macro) y ya los propios analistas están revisando a la baja las estimaciones del sector
 
Dentro de los datos que están saliendo mejor tenemos los jobless claim semanales o solicitudes de desempleo, pero tenemos que indicar que estos datos pueden estar afectados por cálculos intereanuales y hasta que no acaben al mes no tendremos referencias claras.
 
Como resumen podríamos decir que quitando el sector inmobiliario, algunas encuestas de Manufacturas y el último dato de Confianza del Consumidor de la Universidad de Michigan, los datos no son malos sino que están por debajo de las previsiones de los analistas, y esto nos avala nuestro escenario macro de recuperación económica lenta pero sin double deep o doble suelo