En concreto, 247 concursos de acreedores se concentraron en Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana, o lo que es lo mismo, el 56% del total de España.

Mientras, Asturias representó la excepción, al ser la única región donde disminuyeron las empresas que presentaron suspensión de pagos, al pasar de los ocho concursos de enero del pasado año a los cuatro actuales.

No obstante, los concursos de acreedores consolidaron su descenso en tasa mensual, puesto que se registraron un 9% menos que en diciembre, cuando se presentaron 478 concursos, tras disminuir ese mismo mes un 14%.

Por otro lado, los particulares que solicitaron aplazar el pago en los juzgados por el exceso de deuda aumentaron un 58%, hasta las 79 personas.