Caixa Sabadell cerró el primer semestre de 2009 con un beneficio consolidado de 17 millones de euros, un 82,9% menos respecto al mismo periodo del pasado año, cuando obtuvo 98 millones tras consolidar las plusvalías por la venta del 50% de sus aseguradoras, según informó hoy la caja. La entidad atribuyó este descenso a la ausencia de atípicos y a los saneamientos realizados por la coyuntura financiera actual.