Los bancos extranjeros que operan en España y tienen su sede fuera de la Unión Europea concedieron créditos hasta marzo por 5.047,65 millones, un 20% mas que hace un año antes (4.194 millones), mientras que los depósitos alcanzaron los 685,5 millones, un 14% menos que hasta febrero de 2008 (802 millones), según datos de la Asociación Española de Banca (AEB). El incremento de los créditos se debe no sólo a que en el primer trimestre del año aumentó el número de entidades, ya que se incorporó a la lista Citibank, sino también porque JP Morgan y Bank of Tokyo registraron un gran incremento, manteniendo esta partida por encima de los 1.000 millones de euros, mientras que sus depósitos mermaron, poniendo de manifiesto las dificultades que tienen para captar pasivo de los clientes tras el cierre de los mercados interbancarios.