Los bancos que operan en España elevaron el 21,49% los créditos que conceden a sus clientes hasta mayo, con respecto a un año antes, por debajo del 23,89% que crecieron los créditos concedidos por las cajas de ahorros. Según los balances del mes de mayo publicados por la Asociación Española de Banca (AEB), los clientes de los bancos tenían préstamos por importe de 711.437 millones de euros a finales de mayo, mientras que los de las cajas acumulaban 785.404 millones. En el conjunto de las inversiones crediticias de la banca, el crecimiento fue inferior, del 16,53%, hasta un volumen de 916.972 millones de euros. En cuanto a los depósitos, el incremento porcentual registrado fue más pronunciado en el caso de los bancos, ya que los atesorados por estas entidades a finales de mayo habían crecido el 24,73%, frente al 21,52% de las cajas.