El sector financiero estadounidense también brinda con subidas en la sesión. Entidades como JP Morgan o Bank of America cuentan subidas de más del 6%. La resaca por el plan de recapitalización bancaria en Europa atraviesa el Atlántico.

Recientemente decía un experto que estamos asistiendo a una situación en los mercados en las que los mercados europeos guían a los americanos y no al contrario, como ha sucedido siempre. Hoy toca celebrar el haber asentado las bases para la futura evolución del euro - como divisa y como economía-  con subidas. Una quita del 50% de la deuda griega, un plan de recapitalización de la banca y una ampliación, hasta 1 billón de euros, del fondo de estabilidad financiera, son algunos de los vértices que ha asentado la cumbre europea. Ahora sólo falta desarrollarlo. 

Sin embargo,  los mercados suben...y con fuerza. El Ibex 35 supera el 4% de revalorización y alcanza los 9.200 puntos. Y lo mismo en Estados Unidos, donde los índices avanzan por encima del 1.8%. Sin embargo, el sector financiero es el punto de unión. También al otro lado del Atlántico.

Los dos principales bancos de EEUU, JPMorgan avanza un 6% y Bank of America, que lleva perdido en el año casi un 48%, se dispara cerca del 7% convirtiéndose los dos mejores valores del Dow Jones. Citigroup (+8,85%) y Wells Fargo (4%) también se anotan importantes subidas en un día de fuertes compras en la Bolsa de Nueva York. Los principales bancos de inversión americanos también se disparan al calor de la cumbre de la UE y las acciones de Goldman Sachs (+7%) y Morgan Stanley (+10%) se aprecian con fuerza.

El optimismo por los valores bancarios llega después de que la cumbre de líderes europeos celebrada ayer en Bruselas concretara las medidas que adoptará la UE para solucionar la crisis de deuda soberana. Al final, la quita de la deuda griega será del 50% a los inversores privados, por lo que unos 100.000 millones de euros serán condonados la deuda helena.

Además, la UE obligará a los bancos a recapitalizarse hasta tener un ratio de capital básico del 9% hasta junio de 2012. Esta ratio de capital se calculará después de revisar la valoración de los títulos de deuda soberana a precios de mercado a 30 de septiembre. Se trata de realizar un ajuste temporal por una situación excepcional.