Las proyecciones más pesimistas de 4 billones de dólares en pérdidas bancarias no son realistas, sostiene el economista de Goldman Sachs Jan Hatzius al defender la estimación de Goldman de un total de 2,1 billones en pérdidas, nivel con el que -asegura- los bancos podrían trabajar. Hatzius señala que la proyección de Goldman de otros 550.000 millones de dólares en pérdidas de bancos estadounidenses es consistente con los pronósticos del FMI y con el alza al 4,3% en las tasas de préstamos incobrables de los bancos comerciales en el tercer trimestre de 2010. La cifra compite con la tasa máxima de préstamos incobrables durante la Gran Depresión del 5,1% y el el doble de la tasa del 2,05% registrada en el primer trimestre de 2009, cuando el PIB real cayó un 6,1% y los precios de las viviendas disminuyeron un 30%. Dado que Goldman prevé un PIB positivo para el tercer trimestre de 2010, Hatzius señaló que es improbable que las pérdidas sean peores que US$2,1 billones. (EBW)