Los ministros del Interior de la UE aprobaron hoy un acuerdo temporal de nueve meses de duración que permitirá a Estados Unidos mantener el acceso a los datos financieros de Swift, un consorcio bancario basado en Bruselas que supervisa las transferencias internacionales, para investigaciones antiterroristas. El acuerdo fue posible gracias a la abstención de Alemania, Austria y Hungría, que hasta ahora mantenían reservas sobre el texto porque querían más garantías de protección de los datos personales, según informaron fuentes diplomáticas.