Londres ha logrado mantener su posición como uno de los grandes centros del comercio internacional de valores, con más de cinco billones de libras de negociación (casi 6 billones de euros), a pesar de la gran volatilidad de los mercados en 2008. Según datos de International Financial Services London (IFSL), organización independiente de promoción de los servicios financieros del Reino Unido, Londres se apuntó, con un total de 25, el 28% del total de ofertas públicas iniciales registradas el año pasado. El número de compañías extranjeras que cotizaban en la Bolsa de Londres a finales del 2008 -681 en total- superaba a las 415 del New York Stock Exchange o las 336 del Nasdaq.