El grupo bancario británico Lloyd's Banking Group, surgido tras la fusión de Lloyd's TSB y HBOS y participado por el Gobierno tras verse forzado a recurrir a ayudas públicas, registró pérdidas de 3.124 millones de libras (3.683 millones de euros) en los seis primeros meses del año, frente al beneficio neto de 1.954 millones de libras (2.303 millones de euros) del mismo periodo de 2008, informó la entidad.