Lingotes Especiales, compañía especializada en fundición de piezas de hierro para la industria de automoción, cerró los nueve primeros meses del año con unas pérdidas de 292.000 euros, frente a un beneficio de 4,03 millones de euros en el mismo período de 2008.  La plantilla media de la sociedad se situó en 431 trabajadores entre enero y septiembre de 2009, lo que implica una disminución de 141 efectivos respecto al mismo período del año anterior, ya que la compañía ha tenido que ajustar su producción a la demanda.