La libra bajaba hasta 2,02 dólares, una mínima de 10 semanas respecto al billete verde, tras el anuncio del Banco de Inglaterra de que recorta los tipos de interés en un cuarto de punto hasta el 5,50%. El Boe explicó su decisión diciendo que el crecimiento económico británico se ha comenzado a ralentizar y que el menor crecimiento de la demanda ayudará a contener la inflación. Tras conocerse su decisión, la libra bajó hasta una mínima de 2,0167 respecto al dólar, frente al nivel anterior de 2,0240. El euro subió hasta una máxima de 0,7208 libras frente a las 0,7189 anteriores. Sólo 7 de los 38 economistas consultados por Thomson Financial News creían que el comité del BoE reduciría los tipos de referencia un cuarto de punto al 5,50%.