La firma de inversión Letterone está más cerca de hacerse con el control accionarial de DIA. Ayer en una junta de accionistas que sólo reunió al 54% del capital social, el fondo del millonario ruso Mijaíl Fridman logró tumbar la ampliación de capital planteada por el consejo de administración de 600 millones de euros. 

A su vez, la junta aprobó la ampliación de capital que había propuesto Letterone de 500 millones de euros con el objeto de incrementar los fondos propios de la compañía en un importe efectivo mediante la emisión y puesta en circulación de nuevas acciones ordinarias, que se suscribirá y desembolsará íntegramente con cargo a aportaciones dinerarias, con reconocimiento del derecho de suscripción preferente y con un precio mínimo de 0,10 euros por acción. 

Fridman tendrá que buscar ahora un acuerdo con la banca, como el que ya tenía preacordado el consejo de DIA con Morgan Stanley. Para sacar adelante la OPA, Letterone deberá tener la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que al menos el 35% del capital social que todavía no controla quieran aceptar su propuesta. 

Letterone busca el apoyo de la banca para dar el salto en DIA

El magnate ruso saca está más cerca de lograr tomar el 100% de las acciones de la cadena de supermercados. Letterone lanzó el pasado mes de febrero una OPA que ofrece al resto de accionistas 0,67 euros por acción, lo que supone una prima del 56,1% respecto al precio de los títulos en el que cerraron el día anterior a presentar su OPA.

La junta de accionistas de ayer aprobó también las cuentas anuales del grupo, así como el informe de gestión consolidado de la cadena de supermercados correspondiente al ejercicio 2018. También se aprobó la fijación en diez del número de consejeros y el nombramiento de Jaime García-Legaz como consejero independiente. El mercado especula que tras el voto favorable de Letterone, García-Legaz sea el nuevo presidente de DIA.

Los accionistas de DIA dieron su visto bueno a que la firma Ernst & Young sea el próximo auditor de las cuentas anuales del grupo para los ejercicios 2019, 2020 y 2021, y pone punto y final a su relación con KPMG.

La comunidad opina: ¿Es momento para que entre el inversor? ¿O debería pensárselo y ser previsor?