La firma china de informática Lenovo, cuarta productora mundial, quiere vender cinco millones de ordenadores en zonas rurales de China en los próximos tres años, con precios que rondarán los 440 dólares (unos 350 euros), destacó la agencia oficial Xinhua. Para ello, la firma, famosa por haber comprado en 2004 la división de ordenadores personales de IBM, establecerá en localidades rurales 700 tiendas y 7.800 redes de ventas con las que espera llegar a 320.000 pueblos y aldeas del país asiático. Además, la firma ha creado 15 modelos de ordenadores "especialmente diseñados para el mercado rural", según destacó el vicepresidente de la compañía, Xia Li.