Las pérdidas de la constructora estadounidense Lennar se redujeron en su último trimestre fiscal a 120,9 millones de dólares, la mitad de los 244 millones del pasado ejercicio. Pese a esta mejora, Lennar, con sede en Miami, ha adelantado que en lo que resta las condiciones del mercado seguirán deteriorándose.