El ayuntamiento de Nueva York intenta colocarse en los puestos de cabeza de la larga lista de acreedores del banco Lehman Brothers, entidad a la que ha acusado del impago de 627 millones de dólares en impuestos, informa hoy The New York Times.  El gobierno municipal que preside Michael Bloomberg está tratando de convencer al tribunal encargado de la bancarrota de ese banco de inversiones de que la ciudad de Nueva York debe figurar entre los acreedores a ser tenidos en cuenta con prioridad en ese proceso, señala el rotativo.