Las ventas pendientes de vivienda en EE UU subieron un 2% en diciembre. Este dato está por encima de las previsiones que esperaban un ascenso del 1%.