Las ventas del comercio al por menor a precios corrientes cayeron el 4,4% en marzo con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el empleo aumentó el 1,2%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). A precios constantes -eliminando el efecto de la inflación- las ventas al por menor disminuyeron el 0,9%.
Las ventas disminuyeron principalmente por la caída del 15% en equipo de hogar; del 5,2% de equipo personal, del 4,8 or ciento en otros bienes y del 8% en el resto. En marzo solo aumentaron las ventas en el sector de la alimentación, un 1,1%. La descomposición del índice general del sector minorista según las distintas formas de distribución comercial pone de manifiesto que la menor tasa interanual negativa a precios constantes la registraron las grandes cadenas, con una caída de sus ventas del 2,4%. Le siguen las grandes superficies, con una tasa negativa del 7,8%. Por su parte, las empresas unilocalizadas y las pequeñas cadenas registraron una disminución de sus ventas respecto al año anterior del 11,2% y del 11,4%, respectivamente. El índice general de grandes superficies, que refleja el comportamiento de las ventas en locales con una superficie mayor de 2.500 metros cuadrados, experimentó en marzo un descenso interanual del 7,8% en términos constantes. Los productos de alimentación cayeron un 4,1% y los no alimenticios un 9,6%.