La venta de pisos de segunda mano aumentó considerablemente a partir del segundo semestre del año 2009, al tiempo que los propietarios comenzaron a bajar sus precios, algo que continuará ocurriendo "moderadamente" a lo largo de este año, según se desprende de un informe elaborado por Red Expertos Inmobiliarios.